NO DUELE EL ÚTERO, DUELE EL ALMA

Por @Aliciadorada

Con estas demoledoras palabras finaliza Júlia, adolescente de 16 años y madre de un niño de 3,  su agradecimiento a las miles de muestras de solidaridad que ha recibido por redes sociales, después de que fue violada grupalmente, y de que  un vídeo del hecho se haya subido al internet, aparentemente por varios de sus agresores.

No se trata de ser feminista para repudiar el hecho, es cuestión de humanismo. Y sí, estamos inmersos en una sociedad machista, no solo en Brasil, México, Ecuador o cualquier otro país latinoamericano.  Porque además de las miles de muestras de solidaridad, Júlia ha tenido que lidiar con comentarios que culpan a la víctima por cómo se viste o cómo se comporta.

IMG_20160529_123109

Y una justicia que le pregunta, abiertamente y sin sonrojarse que si está acostumbrada a tener sexo grupal y que liberó a 3 sospechosos de la violación,  incluido el autor confeso de la filmación, luego de un tibio interrogatorio.

IMG_20160529_141728

Es que para el funcionario de la justicia brasileña, Thiers, no basta con que crudamente se visualice en un vídeo la crueldad de la agresión:  él cree que es necesario un examen del cuerpo del delito para hablar de violación: “La policía solo va a pedir algún tipo de prisión si se demuestra la existencia del delito y si hay necesidad”.  Y agrega: ” Estamos investigando si ella dio su consentimiento, si estaba drogada y si realmente los hechos ocurrieron.  La policía no puede ser liviana, y dar por válida la idea de violación en grupo cuando en realidad no lo sabemos todavía”. Además Thiers se convierte en abogado defensor de los supuestos agresores, al interpretar que el autor confeso del vídeo se refería a una canción de funk con “treinta pasaron por aquí”.

IMG_20160529_130517

Al parecer el  hecho no es aislado.  Hay más testimonios de adolescentes violadas grupalmente.  En Brasil, país gobernado en los últimos años por el Foro de Sao Paulo se corrompe el lenguaje con el uso de “todos y todas”, “niños y niñas” bajo el pretexto de hacerlo inclusivo.  Los números son fríos y por lo visto, no se ha logrado el objetivo porque en ese país, cada 11 minutos es violada una mujer.

Me sumo a las palabras de Júlia, a mí también me duele el alma…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s