LA CACERÍA DEL ZORRO, EL RECHAZO POPULAR Y UNA ESTREPITOSA CAÍDA

Por: @NguyenGuerrero

Se engalanaron y perfumaron.  Cual dioses sagrados y a lomo de finos corceles,  hicieron presencia en la Cacería del Zorro, una fiesta ibarreña tradicional de las clases más pudientes de esa ciudad.   No se imaginaron la respuesta popular, el grito de “Fuera Correa, fuera” fue sonoro. La Presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, aparentó una conveniente sordera y actuó como si tuviera al frente su teleprompter y continuó con el guión.  Por su parte, el Ministro del Interior, José Serrano, se puso nervioso, acaso, y sin poder sostener la vergüenza y la ira, se resbaló en su omnipotencia y se golpeó de frente con la humillación. Debió doler, sobre todo cuando tanto halago y honor inmerecidos, hacen sentir al que los recibe un ser  todopoderoso, por encima del bien y del mal.  Algo así como el galán de “Tierra de Serpientes”.

La ciudadanía está cansada, y no es para menos, después de casi diez años de correísmo. El cansancio es por las mentiras y el cinismo, no se come el cuento de que justo luego de que Carlos Pareja Yannuzzelli se escapó a España, encontraran las pruebas para “vincularlo” a la investigación por el caso de corrupción a Petroecuador.  La gente siente los efectos de leyes como la eliminación del 40% del aporte estatal al IESS, el techo a las utilidades a los empleados de las telefónicas.  También le indigna la utilización de jueces y fiscales para perseguir a quien disiente, el endeudamiento agresivo e irresponsable, las salvaguardias que los obligan a ir a comprar fuera y que para colmo los tilden de traidores, la falta de empleo, las violaciones reiteradas a los derechos humanos.  Su catarsis es expresar su rechazo y nada mejor para ello que el grito de “Fuera Correa, Fuera”, un grito que encierra muchos significados. Este grito se va volviendo una tradición, una cábala y una forma de sacar el estrés.

Repasemos algunos grandes momentos y los lugares en donde este grito ha unido a cientos de ecuatorianos:

LAS MARCHAS DE LAS ORGANIZACIONES SOCIALES Y POPULARES:

Las manifestaciones en contra de las políticas anti populares del régimen, son el lugar más propicio para el icónico grito, nadie se va sin gritar un “Fuera Correa, Fuera”. Claro que allí surgen variaciones como “Fuera Facho, Fuera” o “Fuera Corrupto Fuera”.  Hay de donde escoger.

AL PASO DE LA CARAVANA PRESIDENCIAL:

Cuando  pasan por las calles decenas de vehículos 4×4 carísimos todos ellos (a veces hasta un Hummer), acompañados de señores vestidos igualitos con traje oscuro, corbata verde limón y gafas “Ray Ban”, y además motos y  sus respectivos motociclistas que obligan a ceder el paso al excelentísimo señor Presidente y su comitiva, los ciudadanos se indignan y se preguntan: ¿cuánto gastan en comprar los carros lujosos, en la gasolina, el mantenimiento, los repuestos,  en los sueldos de los guardaespaldas?  Entonces se te retuerce el hígado y desde la vereda lanzas el grito que sale de forma espontánea: “Fuera, Correa, Fuera”. Bueno en este caso también aplican variaciones como el “yucaso” o el dedaso”. Al puro estilo de nuestro querido Chamo Guevara y claro está hay consecuencias, el Presidente se baja de su lujoso auto, te insulta, te zarandea y les dice a su personal de seguridad “llévenlo/a preso/a”.

resize

EL ESTADIO:

Dicen que se ha convertido en una cábala, si gritas “Fuera, Correa Fuera” segurito el Ecuador gana y cuando perdemos la gente dice, “bueno no hay que perder la bonita costumbre” y se arma la fiesta al son de “Fuera Correa, Fuera”.

fuera-correa-fuera-estadio-olimpico

LAS CARRERA RUTA DE LAS IGLESIAS Y LA 15K ÙLTIMAS NOTICIAS:

Si pasas por la calle García Moreno debes pegarte el grito “Fuera Correa, Fuera”, dicen los runners que te da un sensación de alivio; y, los que llegan al Estadio Atahualpa y están por cruzar la meta lo hacen y se sienten liberados y a veces reciben apoyo de la gente que está en las gradas.

Si se me escapa algún sitio o momento memorable, se aceptan aportes y sugerencias que seguro enriquecerán la memoria colectiva de un pueblo irreverente, que no calla, que perdió el miedo.

6 thoughts on “LA CACERÍA DEL ZORRO, EL RECHAZO POPULAR Y UNA ESTREPITOSA CAÍDA

  1. Abigail Heras

    Por si acaso ni las ceremonias religiosas escapan de ser escenarios en los que cual grito resucitador se dice “Fuera, Correa, fuera”, recordemos lo sucedido en la visita del papa Francisco a nuestro país.

    Le gusta a 1 persona

  2. Edwin

    También se los gritan cuando asisten a las ceremonias militares, sin embargo para acallar los gritos de fuera correa fuera!.. lleban sus CDR’s (fuerza de choque), igual cosa sucede en las marchas o plantones de grupos solcuales inconformes, como de los militares, medicos, maestros, etc., lo deberiamis documentar y caeríamos en cuenta que esos gritos indignadis se están generalizando, en muchos lugares, aviones en los que viajan las ratas robolucionarias, en cuenca y hasta en el exterior, pero siempre llevan sus grupos de choque, como en galapagos…ufff… me faltó espacio. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s