CARTA ABIERTA A LEDY ZÚÑIGA, MINISTRA DE JUSTICIA, DERECHOS HUMANOS Y CULTOS

Señora Ministra:

Es de público conocimiento que en los dos primeros meses del 2017 ya se han cometido alrededor de 25 feminicidios y usted, siendo la autoridad encargada del Plan Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género no ha dado respuesta a esta grave situación:  sus intervenciones son meramente mediáticas y líricas http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/4/las-madres-de-27-ninos-han-sido-asesinadas-en-41-dias, cuando a más de esas frías estadísticas de feminicidios, en Ecuador:

-Se criminaliza el aborto, incluso cuando la mujer que decide hacerlo ha sido víctima de violación sexual, contraviniendo un pedido expreso al Estado ecuatoriano del Comité en contra de la Tortura de la ONU.

-6 de cada 10 mujeres han sido víctimas de violencia machista

– El 44,1%  de mujeres tuvieron su primer hijo entre los 15 y 19 años de edad y el 75% de ellas pertenece a la población económicamente inactiva.

-Del total de madres adolescentes solo el 22% asiste al sistema educativo.

-El 74% de madres adolescentes en el Ecuador vive en pobreza.

-Según el Ministerio de Inclusión Económica y Social, los principales factores del embarazo adolescente son la pobreza, la violencia de género y el bajo nivel educativo.

Ante esta realidad a la que se enfrenta la mujer ecuatoriana, el Estado se convierte en cómplice al haber eliminado la Ley de Violencia contra la Mujer  (Ley 010),  la Ley de Maternidad Gratuita y expedir la partida de defunción para la Estrategia Nacional Intersectorial de Planificación Familiar y Prevención del Embarazo Adolescente (ENIPLA) al trasladar su administración del Ministerio de Salud Pública a la Presidencia de la República bajo la égida de Mónica Hernández, una asesora vinculada al fundamentalismo religioso y más retrógrado, sin considerar que un embarazo precoz y/o no deseado, implica disparar las tasas de mortalidad y morbilidad para las mujeres y un incuestionable freno a la escolaridad y por ende al progreso.

Ni usted ni el gobierno del cual es parte han desarrollado una labor sostenida para erradicar las múltiples formas de violencia que adopta el sistema patriarcal contra las mujeres.  Al contrario, es precisamente desde el poder que ustedes temporalmente administran, que se perpetúan esas violencias que tienen su más abominable corolario en el crimen misógino.

En vísperas del Día Internacional de la Mujer nos dirigimos  a usted para decirle que rechazamos cualquier intento de apropiarse de una lucha que no es la suya, pues por el contrario, ha sido este régimen el que con micrófono en mano se manifiesta cada sábado en los enlaces presidenciales donde las mujeres periodistas, políticas y activistas, son su blanco preferido a través de insultos, descalificaciones, amenazas y piropos morbosos.  Así lo demuestra un estudio de Fundamedios que contabiliza que en “3 años, 152 enlaces ciudadanos, entre el 2013 y el 2016, en 1 de cada 2 enlaces se registraron agresiones del presidente Rafael Correa contra las mujeres: en total se contabilizaron 95 situaciones de agravio contra la mujer en 81 enlaces. Las mujeres que han sido agredidas en un espacio que es presentado como de “rendición de cuentas” son periodistas, activistas de derechos humanos, políticas oficialistas y de oposición”, como se puede apreciar en el siguiente enlace http://www.fundamedios.org/dejanos-en-paz-un-estudio-sobre-tres-anos-de-sabatinazos-contra-la-mujer/

Señora Ministra, usted representa los intereses de quienes precisamente han atentado contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres  que están amparados por la Constitución y varios instrumentos de derechos humanos internacionales. Y si con ello no fuera suficiente, de forma sistemática han pretendido imponernos un discurso hegemónico, fragmentando y atacando las posiciones de  las organizaciones de mujeres que cuestionan su proyecto político.  La convocatoria del Presidente de la República a una marcha este 8 de marzo, es una afrenta a María José, Marina, Celeste. Marcia, Ximena, Lucía y tantas mujeres que han sido conculcadas en sus derechos, bajo la argucia del “bien común, el bien de las mayorías” que tan retóricamente repite el gobierno de Alianza País.

Ni usted Señora Zúñiga ni nadie del gobierno correísta tiene cabida en nuestra lucha.  No importa que sostengan, como argumento de descargo, que en ningún otro gobierno han habido tantas mujeres en cargos oficiales. Esos cargos,  solo son una representación formal, no pasan por lo real ni material.  Ni usted ni las mujeres que están en el gabinete y la Asamblea Nacional dirigiéndola, representan nuestra posición clara, frontal y  contestataria.  Porque la lucha de las mujeres ecuatorianas es diversa y no elitista ni excluyente y camina de la mano con los pueblos condenados a desaparecer por haberles usurpado sus territorios, de  los jubilados a quienes se les privó del aporte estatal en el pago de pensiones, de los estudiantes restringidos del libre acceso a la universidad, de los maestros a quienes se les conculcó el derecho a asociarse y en muchos casos se les condenó a morir en la miseria con  enfermedades catastróficas y sin que se les cumpla el estímulo a la jubilación que la Constitución les otorga.

Huelgan razones para que ni usted ni nadie de su gobierno sean bienvenidos en la marcha que organizamos las mujeres para conmemorar nuestro día.  Su presencia solo será asociada con provocación, polarización y oportunismo.

Atentamente,

Las Malcriadas

Fotografía que acompaña esta carta, diario El Universo

22 thoughts on “CARTA ABIERTA A LEDY ZÚÑIGA, MINISTRA DE JUSTICIA, DERECHOS HUMANOS Y CULTOS

  1. zobeida aragundi

    La carta contiene las voces nuestras y nos representa. Mi reconocimiento, muy bien dicho ante el oprobio del secuestro malevolo de la fecha de nuestra conmemoracion a manos de este regimen misogino

    Me gusta

  2. Carlina

    Qué bien. “Malcriadas” es la voz que todas necesitamos, apoyo y hago eco de protesta por quienes quieren llevarse la gloria, cuando solo son marionetas de los que hacen y deshacen la leyes a conveniencia e intereses propios. Vivan esas mujeres que se atreven a no callar las verdades.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s