Diccionario de Política

fanny zamudio.jpg

DICCIONARIO DE POLÍTICA

ECUATORIANA CONTEMPORÁNEA

@FannyZamudio1

TERREMOTO

Trágica manera que tiene la tierra de llamar nuestra atención sobre lo importante. Las prioridades cambian y entendemos velozmente que un país organizado, movilizado y unido por la urgencia del bien común, es capaz de mirar a los ojos a la muerte y recuperarse de la devastación. Dolorosamente despojados de toda premisa política, nos reencontramos en la línea de acopio o en la brigada de ayuda, y empezamos a sanar.

 

ACTO FALLIDO

Según Freud “acciones que contradicen su intención consciente, aparentemente desprovistas de sentido pero que contienen una intención inconsciente del que las dice. En ecuatoriano la traducción es “Lapsus Brutus” y en colombiano “dar papaya”. En política ecuatoriana contemporánea es toda una escuela de retórica instaurada por el oficialismo, cuyos militantes compiten diariamente por cuál pasa de Lapsus a francamente Brutus. La ciudanía goza como chancho en lodo entendiendo que Mashi quiere guerra, Fander muere por novia rica, Virgilio quiere dar testimonio, Guillaume quiere ser mexicano, Zobeida ya cumplió 30 y Cayambe quiere Azúuuuca. (*todo esto en menos de una semana).

 

BECA DE BAJO RENDIMIENTO:

Política Pública dirigida a financiar empleos de entre cuatro y dieciocho mil dólares mensuales (mas beneficios de Ley) para personas que hayan probado su absoluta incapacidad de producir algo útil, su inhabilidad total para generar pensamiento y especiales dotes para repetir lo que se diga en cualquier sabatina. Se desarrolla a través de programas de asistencia social como Asamblea Nacional, Secretarías adjuntas a la Presidencia, asesorías y Elefantes de diversos colores.

FEMINISTA:

Categoría donde se hace bolas el discurso de poder, precisamente porque es donde se evidencia lo boludo y binario del patriarcado. Se manifiesta cada sábado en lo jocoso del Presidente que hace política de género fundamentado en la filosofía de Arjona y sustentado en la evidencia científica del Opus Dei.

Afortunadamente para el Ecuador, el Presidente es un convencido feminista capaz de reconocer la ”lindura” minifaldera de las funcionarias con la misma agudeza que reconoce a las tipas malcriadas y estrafalarias a las que, en su criterio, solo les hace falta una razonable dosis de “cocachos” o un añito de lactancia para alcanzar el nirvana de la sumisión.

MALCRIADITA:

Mujer que no fué educada correctamente en las dotes femeninas de la sumisión. Se han convertido en una verdadera plaga y se las puede encontrar en aulas, calles, redes sociales, barrios, comunidades y colectivos. Las hay de varios clases: “tipas”, “coloraditas”, “gorditas horrorosas”, “feminazis”, “mal tiradas”, “ecologistas infantiles”, “lesbianas radicales”, “abortistas”, “desubicadas”, “odiadoras”. Se las reconoce porque suelen ser golpeadas y arrastradas por los cuerpos de seguridad (nacionales y turcos) o porque se les dedica largos segmentos de la sabatina. Es probable que el diminutivo se origine en la amarga certeza que tiene el poder de que una pulga no puede detener un tren, pero puede alocar al maquinista.